Veneo

¿Qué color de ventanas elegir?

colores de ventanas

Hay muchos factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir las ventanas para nuestra casa. Los parámetros técnicos y sus propiedades específicas son cruciales, ya que condicionan nuestro confort y seguridad. Sin embargo el color de las ventanas resulta ser no menos importante, puesto que influye en el aspecto general de nuestra vivienda, a menudo determinando el carácter tanto de su exterior como interiores. Las ventanas de un color mal ajustado al estilo de la casa o que simplemente no nos gusta pueden causar que no nos sintamos bien. Entonces, ¿qué color de las ventanas elegir?

 

¿A qué ajustar el color de las ventanas?

 

Los arquitectos aconsejan elegir las ventanas que se compongan bien tanto con el diseño de elevación de la casa como con el estilo de sus interiores.

En cuanto al exterior, normalmente se recomienda que el color de las ventanas esté ajustado al color de la puerta de entrada y, en su caso, la puerta del garaje. Debería componerse bien también con el sofito, el tejado y los detalles decorativos del edificio.

En cuanto al interior de la casa es aconsejable ajustar el color de las ventanas al de las puertas, el suelo y el rodapié. Es importante recordar que blanco es el color más clásico y seguro y va a componerse bien con prácticamente todos los estilos de diseño. La madera o sus imitaciones harán que el espacio se vea más acogedor, pero en este caso debemos tener más cuidado, sobre todo si tenemos otros elementos de madera. La mezcla de diferentes facturas y matices puede crear una sensación de caos y desorden.

 

¿Entre qué colores podemos elegir?

 

La gama de colores disponibles para una ventana depende en gran medida del material del que está hecha. A nuestro alcance tenemos las ventanas de PVC, aluminio o madera.

 

Las ventanas de madera y aluminio

 

Las ventanas de madera por la regla general tendrán color de la materia prima que se utilizó para su fabricación. Las más típicas son el pino y el roble. Para impregnarlas se suele utilizar el barniz transparente, por lo cual su color casi no cambia. Es posible también comprar ventanas de madera de cualquier color de carta RAL u otro color de madera, pintadas con una pintura cubriente. Sin embargo hay que recordar que pueden ir perdiendo color con el paso de tiempo, por lo cual en la mayoría de los casos es necesario hacer trabajos de mantenimiento anualmente y renovarlas cada unos 5-10 años.

El mercado de las ventanas de aluminio se ha desarrollado mucho durante los últimos años. Son cada vez más energéticamente eficientes y ligeras. Están disponibles de varios colores de carta RAL u otros que imitan el color, pero no la estructura de madera, por lo cual las ventanas de aluminio pueden no componerse bien con todos los estilos de interiores.

 

Las ventanas de PVC

 

Las ventanas de PVC son las que más posibilidades dan en cuanto a la gama de colores disponibles. Sus perfiles pueden ser coloreados en masa, foliados o pintados. El color más popular es el blanco que provoca la sensación de paz y equilibrio. El gris antracita es el que está muy de moda actualmente y se ve muy bien en los espacios modernos, tanto domésticos como profesionales, aplicado por ejemplo a la ventana IGLO 5 CLASSIC. Entre los múltiples matices del gris puedes encontrar tanto los lisos como metálicos, más claros u oscuros. Elegir las láminas negras para las ventanas es una medida perfecta para marcar los cerramientos y subrayar el carácter del edificio. Por otra parte, las láminas que imitan madera en las ventanas de PVC modernas son de tan buena calidad que a menudo resulta difícil diferenciarlas de las que realmente están fabricadas de madera, ya que no sólo tienen el mismo color, sino también una estructura muy parecida. Además sus colores no cambian con el paso de tiempo, no deslucen ni amarillean. Tampoco requieren de un cuidado específico: no es necesario barnizarlas y se pueden limpiar utilizando solamente agua templada. Una de las ventajas más destacables de las ventanas de policloruro de vinilo es el hecho de que crean la posibilidad de ordenarlas con una combinación de dos colores: uno en su parte exterior y otro distinto en la interior. Esto es una solución perfecta para los que no quieren buscar compromisos. Ahora puedes disfrutar de los interiores nórdicos o rústicos incluso si la elevación de tu casa es de las más modernas… o de cualquier otra combinación que venga a tu mente.

 

En resumen

 

Podemos concluir que eligiendo el color de las ventanas debes tener en cuenta sobre todo el estilo, tanto de tus interiores como del exterior de tu vivienda. Las ventanas de PVC son las que más opciones dan en cuanto a la disponibilidad y combinación de colores. Una herramienta perfecta para facilitar la decisión es el configurador de ventanas online que permite elegir uno de más de 40 colores de láminas y ver cómo influye cada uno en el precio final del producto.

 

Haz un comentario