Veneo

Cuándo y por qué cambiar las ventanas: la guía definitiva

renovar-ventanas-pvc

Las ventanas son una parte fundamental de cualquier hogar. Dejan pasar la luz natural y el aire fresco y dan un toque de belleza al hogar. Pero los cerramientos también necesitan ser reemplazadas de vez en cuando, y es importante saber cuándo es el momento adecuado. En esta entrada del blog, hablaremos de cuándo deberías cambiar tus ventanas y por qué es importante hacerlo. Además, te daremos algunos consejos sobre cómo elegir las ventanas adecuadas para tu casa.

 

¿Por que cambiar las ventanas?

 

La respuesta a esta pregunta depende de algunos factores, como la edad de tus ventanas y su rendimiento actual. Si tus cerramientos tienen más de 15 años, es una buena idea sustituirlos.

Las ventanas de tu casa pueden ser una fuente importante de pérdida de energía. De hecho, hasta el 30% de la energía puede perderse a través de las ventanas. Por ello, es menester sustituirlas por unas de mejores prestaciones, como las ventnas de pvc, que te ayudarán a ahorrar dinero en tus facturas de energía.

Otra razón para renovar ventanas de tu casa es la estética. Si estás cansado de ver los mismos interiores de siempre, o simplemente ves que los cerramientos no encajan con la nueva decoración de tu vivienda, puede que sea el momento de reformarlos. Es más, el hecho de cambiar las ventanas puede aumentar el valor de tu vivienda si piensas venderla en el futuro.

 

¿Cuando cambiar ventanas en la vivienda?

 

Ahora que sabes por qué es importante renovar las ventanas, hablemos de cuándo es el momento adecuado para realizarlo. Como hemos mencionado antes, si tu ventana tiene más de 15 años, suele ser el momento renovarla. Luego, si está en mal estado, no ofrece buenas prestaciones o está hecha de un material conductor (como ocurre en el caso de los cerramientos de aluminio sin la rotura de puente térmico) deberías realizar la reforma cuanto antes para mejorar el confort y la eficiencia energética de tu vivienda.

Pero también hay otros factores que hay que tener en cuenta a la hora de decidir cuándo sustituir las ventanas, como el clima y el presupuesto. La mejor época del año para sustituir las ventanas suele ser el otoño o la primavera, ya que las temperaturas no son demasiado bajas ni demasiado altas, lo que también facilita el trabajo del equipo de instaladores en el exterior.

 

¿Cuánto cuesta cambiar las ventanas?

 

Cambiar las ventanas puede ser una inversión importante, por lo que querrás asegurarte de que le sacas los máximos beneficios. El precio depende de la renovación depende de la superficie de la vivienda y del sistema de cristal elegido, ya sea de aluminio, PVC o madera. Además del material, están los elementos adicionales que hacen que le garantizan mejores prestaciones a la ventana y hacen que ésta sea más energéticamente eficiente. Incluso son importantes las medidas del cerramiento, el número de hojas, sus componentes, el tipo de perfil, la apertura, hasta los colores de la ventana.

Luego, al precio del material y su transporte, hay que añadir el costo de la instalación, que varía según la zona del país y el tipo de empresa que la realice. Una buena regla general es esperar pagar alrededor de 100 y 200 euros por unidad, por la instalación. Si quieres evitar sorpresas, la mejor medida es ir paso a paso buscando información acerca de la instlación y el presupuesto de la reforma entera.

 

¿Cómo elegir las ventanas adecuadas para tu vivienda?

 

A la hora de escoger la ventana adecuada para tu vivienda, hay que tener en cuenta muchos factores. El primero y más importante es el rendimiento en términos de eficiencia energética; es importante preguntar sobre el aislamiento térmico y las cualidades de aislamiento acústico, coeficiente Uw/Rw, sobre el que puedes leer más en nuestro artículo: ¿Cómo elegir ventanas? Tampoco te olvides de la seguridad del hogar y pregunta por la protección antirrobo (hay varios tipos de refuerzos y capas adcionales de acristalamiento antiintrusión). Las ventanas cuentan con unas clases de resistencia antiimpacto, expresadas por diferentes clases, de RC1 a RC2N.

 

¿Que saber antes de cambiar las ventanas?

 

Antes de que decidas cambiar las ventanas en tu hogar hazte las siguientes preguntas:

 

  1. Si es necesario cambiar las ventanas, ¿cuáles son las mejores opciones para mi hogar?
  2. ¿Qué tipo de ventanas son las más adecuadas en mi caso – las de aluminio, de PVC o de madera?
  3. ¿Cómo puedo asegurarme de que mis nuevas ventanas sean eficientes en términos energéticos?
  4. ¿Qué coste implicarían las reformas y el cambio de ventanas en mi hogar?
  5. ¿Cómo puedo prepararme para la instalación de ventanas en mi casa?
  6. ¿Qué beneficios aportaría a tu hogar el cambio de ventanas?

Si cambio las ventanas, ¿tengo que cambiar las persianas?

 

Una de las preguntas que la gente se hace a menudo es: ¿es necesario cambiar las persianas cuando se adquieren nuevas ventanas? y la respuesta es que, depende. Si se trata de dos elementos integrados, como se suele hacer hoy en día, para evitar cualquier fuga de energía, es importante intercambiar tanto la persiana como sus bisagras. Actualmente hay ventanas que vienen con propiedades aislantes y acústicas muy eficaces, por lo que no hay que sustituir sólo un elemento, sino ambos para conseguir la máxima eficacia. Hay varias razones para apostar por este cambio múltiple. Por poner un ejemplo, el perfil de PVC suele estar compuesto por numerosas cámaras que mejoran las prestaciones de una ventana. Al añadirle un doble o triple acristalamiento bajo emisivo con gas argón entre las lunas las ventajas se multiplican. Y, para acabar, instalando una persiana PVC mejora significativamente el aislamiento térmico de la vivienda.

 

¿Cómo saber si una ventana está bien instalada?

 

Las ventanas que no son herméticas dejarán pasar el calor y el sonido a través de ellas, haciendo que la casa sea menos eficiente energéticamente. La mejor manera de asegurarte de que tus ventanas son herméticas es realizar inspecciones periódicas con herramientas como el láser o las cámaras de imagen térmica, que pueden detectar cualquier brecha en su aislamiento. No obstante, para saber si tu ventana es estanca y no causa el puente térmico de la fachada de tu vivienda puedes realizar primero unas observaciones por tu cuenta.

 

¿Cómo saber si una ventana está bien aislada?

 

Para saber realmente si la ventana de tu casa aisla bien, hay una que otra medida que puedes aplicar:

 

Comprobar los materiales

 

Las ventanas de casa están hechas de diferentes componentes que pueden afectar a la forma en la que el aire, caliente o frío sale de tu vivienda. Saber qué tipo de apertura tienes, te ayudará a determinar la causa de cualquier fluctuación extraña de temperatura que se produzca en el interior.

 

Revisar el sistema de la calefacción y aire acondicionado

 

La casa está caliente, pero en algunas habitaciones aún hace frío. Puede que tengas que revisar el aislamiento y asegurarte de que no hay nada que bloquee las rejillas de ventilación o las tuberías que llevan el aire fresco a este espacio.

 

Observar si se acumula la condensación en los cerramientos

 

Si aparece agua o hielo alrededor de tu ventana, significa que ésta no aísla correctamente. Para solucionar este problema y mejorar el aislamiento térmico de la vivienda debes apostar por una apertura nueva que ayude a evitar que el frío de fuera entre en contacto con las superficies interiores.

 

Escucha los sonidos del viento

 

Gracias al escuchar el sonido del viento pasando por una ventana puedes verificar el aislamiento acústico de la misma. Además, los niveles de ruido deben ser coherentes con lo que oímos al escuchar en distintos puntos de nuestra casa o espacio comercial, para no sólo detectar las fugas de aire, sino también garantizar que los ritmos de confort están intactos en todas las áreas, incluidas las zonas de descanso (un lugar donde uno pasa la mayor parte del tiempo).

 

Revisa la Certificación energética y Marcado CE

 

Para asegurarte de que tu casa está bien aislada, consulta la certificación energética. También puedes verificar el marcado CE de las ventanas, que indica su eficacia para bloquear la pérdida de calor y la contaminación acústica por transmisión de sonidos en las viviendas.

 

Factores que influyen en el aislamiento térmico y acústico de las ventanas de casa

 

La capacidad aislante de una ventana depende de dos factores: el valor U, que mide la cantidad de calor que fluye desde el interior a través de su cristal, y, en segundo lugar, el nivel de aislamiento en términos de perfiles utilizados para las ventanas. Cuanto mayor sea el número, mejor será la protección contra el frío exterior, para que puedas estar cómodo todo el año.

 

El aislamiento de tu casa es un factor importante para el confort de tu vida. Los tres factores principales que influyen en él consisten en la elección de los materiales, su tipo y su nivel de estanqueidad.

 

Elección de material

 

Para que nuestra casa esté bien aislada, es importante elegir materiales de alta calidad. Las ventanas de PVC son una forma excelente de ahorrar energía, ya que no son conductoras y son un aislante eficaz: instalarlas con un vidrio bajo emisivo ayudará a reducir los costes de las facturas energéticas hasta un 70%.

 

Tipo de vidrio

 

El tipo de vidrio puede tener un gran impacto en tu calidad de vida. Debes asegurarte de que el instalado tiene al menos 6 mm de grosor, pero algunos también vienen con tratamiento acústico para los que quieren disfrutar de una tranquilidad absoluta en el interior de su vivienda.

 

Hermeticidad

 

Las ventanas que son herméticas proporcionarán un mayor aislamiento. Tienen que cumplir tres criterios: la capacidad de resistir la penetración del agua, la cantidad o el flujo de aire a través de ella y, además, ser resistentes a cualquier ruido exterior para que puedas oír el interior fácilmente, sin distracciones. Es más, la hermeticidad siempre ha sido importante para mantenernos frescos en épocas de calor, pero ahora sabemos que también ayuda a mantener nuestras casas más calientes los días de invierno.

 

En fin, antes tomar la decisión de cambiar las ventanas tienes que analizar toda la información disponible acerca de los cerramientos, su precio y los posibles errores que a veces se suelen cometer al optar por una apertura de mala calidad. Se recomiendan sobre todo los cerramientos de PVC. Gracias a su larga vida útil y resistencia a las bajas temperaturas es fácil conseguir unas prestaciones satisfactorias instalandólas en sus espacios. No obstante, hay clientes que ven más ventajas en ventanas de madera o aluminio, aunque hay que darse cuenta de que no es la mejor forma ponerlos en las zonas donde las temperaturas varían mucho durante el año.

 

 

 

Comments are closed.

www.veneo.es utiliza cookies propias y persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.