Veneo

Ventanas del futuro – pequeñas centrales eléctricas

Ventanas con paneles solares

El mundo apuesta por las energías renovables. Es necesario, está de moda y cada vez resulta más rentable que utilizar los combustibles. En España nos hemos acostumbrado a las plantas fotovoltaicas. ¿Y si lográsemos hacer un panel solar transparente con el que pudieran sustituirse las ventanas tradicionales? Sería una fuente de energía pura y barata al alcance de cualquiera. ¿Será posible?

 

Paneles solares de células fotovoltaicas

 

Los tradicionales paneles solares están hechos de células fotovoltaicas que contienen, entre otros, materiales semiconductores. Suelen ser silicio o arseniuro de galio. Las propiedades químicas de ambos materiales les permiten absorber una parte de la luz solar que incide sobre las placas y convertirla en una corriente continua de energía eléctrica. Actualmente, el rendimiento (llamado también eficiencia de conversión) de algunos paneles solares alcanza el 20%.

 

Invento del MIT

 

Hace un par de años los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology) crearon los primeros paneles solares totalmente transparentes. Estaban basados en pequeñas células fotovoltaicas de carácter orgánico cuya función era no tanto absorber la luz solar sino seleccionar y recoger la energía de los espectros ultravioleta e infrarroja. Por tanto, al mismo tiempo que generaba electricidad el panel dejaba pasar la luz visible a los humanos.

La idea era cubrir con estas láminas fotovoltaicas los acristalamientos existentes. Con un par de cables de transferencia los paneles transparentes podrían producir energía eléctrica suficiente para, por ejemplo, encender las luces del hogar. Sin embargo, la eficiencia de conversión del invento resultó muy baja, de apenas un 1,5 %.

 

SolarWindow

 

La empresa estadounidense SolarWindow Technologies siguió profundizando en el tema y un año más tarde presentó su propuesta de mejorar la tecnología del MIT. Su producto se llama SolarWindow y es un revestimiento líquido hecho a base de carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno que produce pequeñas células fotovoltaicas orgánicas. Igual que en caso de los paneles transparentes del MIT los conductores transportan la energía captada al marco de la ventana y desde allí, mediante cables, la electricidad puede utilizarse para alimentar dispositivos eléctricos concretos.

 

Ventana SolarWindow

Fuente: solarwindow.com

 

La capa SolarWindow no es totalmente transparente – tiene un color ligeramente verdoso – pero deja pasar la luz solar. Su gran ventaja es que se trata de un material resistente (25 años de vida útil), fácil de aplicar sobre cualquier superficie transparente (ventanas existentes) y capaz de obtener hasta 50 veces más energía que un panel fotovoltaico tradicional. Por lo menos así lo declaran sus creadores. El producto en sí aún no está comercializado.

La empresa también asegura que su tecnología permite generar electricidad no sólo utilizando la luz solar directa. Las células fotovoltaicas orgánicas también serían eficientes los días de sombra e incluso podrían transformar en energía eléctrica “secundaria” la luz artificial, por ejemplo de las farolas.

El invento de SolarWindow Technologies está en fase experimental y hace falta reducir los costes de su producción. Pero una cosa está clara. Las ventanas del futuro producirán energía eléctrica.

 

 

Haz un comentario