Veneo

Requisitos que han de cumplir las ventanas Passivhaus

casa pasiva

Las casas pasivas están de moda, son tema de publicaciones y paneles y el objeto de numerosos proyectos arquitectónicos. Nadie cuestiona su eficiencia energética y probablemente a todos nos consta lo mucho que tienen que ver con ella las ventanas. Pero, ¿cuáles son exactamente las propiedades que tiene que presentar una ventana para que se pueda utilizar en el levantamiento de una Passivhaus?

 

¿Qué es una Passivhaus  o casa pasiva?

 

Por lo general, una casa pasiva se define como un edificio residencial de muy bajo consumo energético. El diseño de una Passivhaus está basado en unos criterios técnicos y constructivos muy exigentes que permiten aprovechar al máximo – absorbiendo y conservando – la energía y la luz natural del invierno y minimizan la incidencia solar durante el verano. Son edificios de gran aislamiento térmico y un riguroso control de las infiltraciones. La calefacción de una casa pasiva no consume más de 1,5 l de gasóleo o de 1.5 m3 de gas natural (equivalente a 15 Kwh) por metro cuadrado y año. Se estima que gracias a eso una Passivhaus reduce el consumo de energía en un 60 – 80 % (dependiendo del clima). Además, gracias a los sistemas de ventilación mecánica con recuperación de calor – activos de forma constante – garantizan muy buena calidad del aire en el interior de la vivienda, incluso sin la necesidad de abrir las ventanas. Es por eso por lo que se dice que las casas pasivas son energéticamente eficientes, pero también sostenibles, sanas y cómodas.

Una de las principales condiciones que debe cumplir una Passivhaus es un aislamiento térmico de alta eficiencia en todos sus elementos (paredes, puertas y ventanas). Las ventanas juegan un papel especial, puesto que se trata del elemento constructivo más débil, energéticamente hablando.

 

Ventanas para una Passivhaus

 

El estándar Passivhaus establece una serie de criterios muy rigurosos respecto a las ventanas. Las ventanas de una casa pasiva han de presentar las siguientes características:

  • el coeficiente de transmitancia térmica global debe ser igual o inferior a 0,8 W/m2K (Uw ≤ 0,8 W/m2K),
  • el coeficiente de transmitancia térmica de una ventana instalada en el muro debe ser igual o inferior a 0,85 W/m2K (Uw ≤ 0,85 W/m2K),
  • el factor solar “g” debe ser mayor del 50 %.

Actualmente en el mercado ya se pueden comprar ventanas cuyo Uw alcanza los valores de hasta 0,66 W/m2K y la ventana de PVC de la serie IGLO ENERGY permite rebajarlos aún más, hasta 0,6 W/m2K.

 

Componentes de una ventana pasiva

 

Para fabricar una ventana de buenas propiedades aislantes todos los elementos son importantes. Sin embargo, en una ventana pasiva no pueden faltar los siguientes componentes:

  • el acristalamiento debe estar compuesto de al menos dos vidrios (tres lunas puede ser la versión óptima),
  • los vidrios tienen que ser adecuados para la zona climática y la orientación geográfica de la ventana. En principio, deben captar el calor del interior de la vivienda en invierno y mantenerlo en el exterior en verano,
  • son de especial importancia los espaciadores entre los vidrios del acristalamiento. En las ventanas convencionales se utilizan normalmente separadores de aluminio o acero inoxidable, pero la tasa de la transmitancia térmica de ambos materiales es muy alta. Además, se crea un puente térmico no deseado. Por tanto, las ventanas pasivas deben llevar separadores térmicos de alta calidad cómo el SWISSPACER Ultimate,
  • la cámara de aire la debe llenar un gas noble que reduce más la permeabilidad térmica que el aire común,
  • asimismo, la perfilería de PVC utilizada tiene que ser altamente aislante. Conviene prestar atención al número de las cámaras del perfil (mínimo 5) y a su anchura. También es importante que esté muy bien ejecutado el sellado entre el marco y el acristalamiento.
  • por último, una ventana pasiva debe estar adecuadamente instalada en el muro de la vivienda. Esto incluye tanto el sellado entre el marco y la fachada como la elección previa del lugar de su montaje. Normalmente, las casas pasivas evitan espacios acristalados en las paredes norte y favorecen las fachadas sur, aúnque todo depende del balance energético que quiera obtener el arquitecto del edificio.

 

El mercado de las ventanas de PVC ofrece numerosos productos de buena calidad. No obstante, no todas las ventanas eficientes son al mismo tiempo pasivas. Para tener la seguridad de que la ventana que queremos comprar cumple con el riguroso estándar Passivhaus, pregunta al vendedor por el certificado de un laboratorio acreditado. Toda ventana pasiva debe llevar uno, no sólo el perfil.

 

Haz un comentario