Veneo

¿Por qué elegir una ventana de PVC?

por qué elegir las ventanas de PVC

Cada día cientos de personas toman la decisión sobre la compra de las ventanas. Si no tenemos conocimiento previo, solemos basar nuestra elección en la opinión de nuestros amigos, nos dejamos convencer por los anuncios o por el bajo precio. Aunque todos estos factores son importantes, no nos proporcionan la información necesaria para elegir las ventanas que cumplirán todas nuestras expectativas. Una de las primeras cuestiones a decidir a la hora de comprar ventanas nuevas es el material del que queremos que estén hechas. Tanto el policluro de vinilo como madera o aluminio tienen sus ventajas y desventajas. Sin embargo el PVC se lo suele considerar el material de perfil más provechoso. ¿En qué aspectos supera otros materiales utilizados para la fabricación de las ventanas?

 

Propiedades aislantes

 

Los marcos de PVC presentan baja conductividad térmica. Esta cualidad posibilita conservar el calor en la época de invierno y el frío durante los meses calurosos de verano. En otras palabras, contribuye al mantenimiento de una temperatura confortable dentro de nuestro hogar a lo largo de todo el año. Lo que es más, la naturaleza no conductora del material del que están fabricadas las ventanas de PVC, nos permite reducir el uso de los aparatos de climatización y ahorrar en las facturas de calefacción. Las ventanas con un buen aislamiento térmico nos ayudan a crear condiciones positivas para salud, haciendo posible el mantenimiento de una temperatura estable en la vivienda. Las ventanas de PVC son las que presentan el mejor aislamiento acústico y térmico, comparando con las fabricadas de los demás materiales: el aluminio o la madera.

Por lo que se refiere al aislamiento acústico, el PVC desempeña la función de un amortiguador natural de los sonidos de la calle, lo que asegura el mantenimiento de un alto nivel del confort en nuestro hogar.  Así, el PVC es altamente recomendable para las viviendas ubicadas en las zonas ruidosas, especialmente en los centros de las ciudades y en cercanía de grandes carreteras.

 

Una larga vida útil

 

Otra de las grandes ventajas de ventanas de PVC es el hecho de que suponen una barrera frente a las inclemencias del tiempo. Aseguran una excepcional resistencia al viento, la lluvia, el vapor y el agua. Se comportan excelentemente en todos los tipos de clima y circunstancias atmosféricas. La capacidad de resistir al viento constituye un factor significativo, sobre todo en el caso de las fachadas de nuestras viviendas, donde la corriente de aire es notable. Aquí destaca el gran beneficio del PVC frente a las ventanas de madera cuyo material se desgasta fácilmente en malas condiciones meteorológicas. Además, un PVC de calidad puede durar más de 50 años sin que disminuya su eficiencia energética  o que se deforme con el paso del tiempo. Por lo tanto normalmente las ventanas de PVC son ventanas para toda la vida.

 

Mantenimiento fácil

 

Las ventanas de PVC no necesitan ningún tipo de mantenimiento específico. Basta con limpiarlas con agua templada y jabón.  La limpieza fácil es la principal ventaja del PVC respecto a la madera que requiere la aplicación de los productos especializados para mantenerla en buen estado: es necesario barnizar los marcos cada cierto tiempo, lo que además de ser fastidioso puede resultar costoso. En cambio, los perfiles de PVC no pierden su color ni les afecta la salinidad de las zonas costeras u otros factores meteorológicos. Se mantienen como el primer día durante su larga vida útil. Tampoco necesitan productos adicionales para protegerlas contra bacterias y hongos.

 

Precio considerable

 

Por la regla general, las ventanas de PVC presentan precios muy competitivos respecto a las ventanas con marcos de madera o los de aluminio. El coste es más bajo principalmente por la cantidad de dinero que se gasta en la materia prima y en el proceso de fabricación. Como ya sabemos, las ventanas de PVC destacan por su buena eficiencia energética, por lo cual generan un ahorro de energía, lo que posteriormente se ve reflejado en las facturas. Si tomamos en consideración todos los rasgos mencionados, podemos constatar que las ventanas de PVC comparando con las de otros materiales ofrecen la mejor calidad a un precio más que conveniente. Lo puedes calcular fácilmente y sin ningún compromiso utilizando el configurador de ventanas online.

 

Equilibrio ecológico y seguridad

 

Las ventanas de PVC se consideran más ecológicas que las de aluminio, tomando en cuenta su proceso de fabricación. La elaboración de las ventanas de policluro de vinilo requiere menos energía y emite menos CO2 a la atmósfera. Para que el aluminio pueda ser usado como material constructivo, primero tiene que pasar por un proceso durante el cual se emplean sustancias químicas con un amplio impacto negativo en el medio ambiente. Los materiales que sirven para la fabricación de PVC son reciclables, lo que provoca ahorro de recursos naturales. Además, el PVC es difícilmente inflamable. No gotea durante su combustión, por lo cual no aporta un peligro de la propagación del fuego por gota incendiada.

 
Ten en cuenta todas estas características para tomar la decisión pensada al elegir el tipo de ventanas más adecuadas para cumplir con todas tus expectativas. Las fabricadas de PVC van a ser una opción perfecta para las personas que buscan un excelente aislamiento térmico y acústico y quieren tener “las ventanas para toda la vida” sin gastar grandes cantidades de dinero. Te puede interesar también el artículo Las ventanas PVC: mitos y verdades que habla de algunas creencias erróneas en cuanto a las ventanas de PVC. 

 

Comments are closed.