Veneo

Iluminación del hogar: ¿cómo conseguirla y qué tener en cuenta?

BALCÓN FGH

A la hora de buscar más luz para los cuartos, vale la pena reflexionar un poco sobre este tema y tratar de combinar muchos factores diferentes que afectan positivamente la iluminación de una habitación. Una gran parte de estos factores concierne a las ventanas, por lo cual, nos enfocaremos en ellas.

Una de las tareas básicas de cada ventana es proporcionar a las habitaciones una cantidad adecuada de luz natural. La cantidad de luz natural que llega a las habitaciones dependerá principalmente de cuatro factores: la superficie de las ventanas, la forma de las ventanas, la forma en que se instalan en la pared y la transmisión de luz a través de la ventana.

 

Iluminación a elegir

 

Hay muchos tipos de iluminación que hoy en día pueden cambiar la apariencia general de cualquier habitación. Así pues, aquí os presentamos algunas de ellas:

  • La iluminación ambiental es una fuente de luz oculta que cubre la habitación con un tenue resplandor.
  • Iluminación general ilumina una estancia en su totalidad que se coloca en el techo de las estancias, por encima del ojo humano.
  • Iluminación focal tiene como el objetivo iluminar un punto concreto de una estancia. Normalmente este tipo de iluminación se combina con la iluminación general.
  • Iluminación decorativa se utiliza para resaltar algunos objetos de decoración o algunos elementos arquitectónicos relevantes. Uno de los usos de esta iluminación puede utilizarse para resaltar un cuadro mediante un aplique en la pared.

La iluminación aporta carácter y expresividad y, así, transforma los espacios. Un hogar con la iluminación bien planificada resulta mucho más cómodo y acogedor. Las habitaciones con mala iluminación crean una atmósfera sombría e incómoda.

 

¿Dónde ubicar tu ventana y qué tamaño será el mejor?

 

Cuanto más grande es la superficie de vidrio, más luz entra en las habitaciones. Por lo tanto, es mejor instalar ventanas y puertas de patio que tengan menos divisiones. Este tipo de acristalamiento también proporciona una vista sin obstrucciones y crea una impresión de espacio abierto. Vale la pena recordar que a través de las ventanas con la misma área, más luz entrará en la habitación por la ventana más alta.

Para conseguir una buena iluminación natural interior se recomienda situar las puertas elevables o, también, se puede incorporar un gran ventanal a una parte del techo de tu casa; tendrás la oportunidad de disfrutar de los cielos estrellados en las noches. Existen ventanales que ocupan toda la pared y proveen, asimismo, más luz al interior.

La distribución adecuada de las ventanas tiene una influencia decisiva en el grado de iluminación interior. Al planificar el acristalamiento en una casa, debemos prestar atención a su ubicación en relación con los lados del mundo y, por otro lado, ajustar su tamaño al tamaño de las habitaciones individuales. Conviene colocar ventanas desde el sur y el sudoeste, donde los rayos del sol actúan por más tiempo.

Hay muchos factores que hay que considerar a la hora de decidir qué tipo de ventana es mejor para una vivienda y, también, existen varias maneras de instalar las ventanas para dejar pasar la claridad. Queda claro que la decisión de dónde colocar las ventanas y cuál será su tamaño depende de las condiciones del lugar.

 

La iluminación de una habitación es parte del estilo y personalidad de una vivienda, y la entrada de luz natural es siempre la mejor solución. Debemos aprovechar al máximo la luz natural que entra cada mañana por la ventana, para así lograr una iluminación saludable, una actitud mucho más positiva a la hora de levantarnos temprano y disminuir la factura de la luz. Por tanto, siempre que exista la posibilidad, ¡una ventana es la mejor manera de llevar luz y confort a tu hogar!

 

Contáctanos para obtener más información.

Haz un comentario