Veneo

¿Qué hacer cuando la ventana no se cierra?

ventana de pvc abierta

Cualquier equipo o aparato puede sufrir averías. Esto también se aplica a las ventanas y puertas balconeras. A continuación, describiremos las posibles razones de las dificultades en el cierre de las ventanas a modo informativo. Recuerda, que la forma más segura y eficaz de reparar tu ventana es llamar a una empresa de mantenimiento e instalación especializada.

La hoja roza con el marco: la ventana no puede cerrarse sin empujar fuertemente la hoja

Las grandes y pesadas ventanas abatibles son especialmente propensas al hundimiento de la hoja. Con el tiempo, las bisagras pueden desajustarse, haciendo que la hoja roce con el marco. En algunos casos, un simple ajuste de la ventana es suficiente. Para realizar esta tarea, necesitarás una pequeña llave torx y una llave de estrella abierta, la que te permitirá girar los bulones del interior de las hojas.

 

Se trata de unos mecanismos ubicados en cada uno de los cerraderos de la hoja de la ventana. Su función es proporcionar la presión de cierre del cerramiento.

 

bulón de cerradura

 

Al realizar un pequeño giro puedes alejar o acercar el bulón al cerradero y de esta manera, ajustar la presión de cierre de la ventana.

Herrajes atascados = cierre difícil 

La suciedad (p.ej. procedente de la reforma) también puede ser un motivo de dificultades para cerrar la ventana. La acumulación de arena, polvo o elementos de mayor tamaño dificulta el funcionamiento correcto del herraje. Por tanto, es aconsejable inspeccionar cuidadosamente los herrajes alrededor del perímetro de la ventana, aspirar y eliminar cualquier tipo de suciedad y, si es necesario, limpiarlos con un paño suave y húmedo. Después de la limpieza, también conviene aplicar un aceite especial para herrajes a los componentes móviles.

 

ATENCIÓN: ¡No utilices ningún detergente para limpiar los herrajes! Los detergentes alcalinos (varios tipos de lociones y cremas) o ácidos (por ejemplo, a base de vinagre) son especialmente peligrosos, ya que pueden dañar el revestimiento anticorrosivo.

Más vale prevenir que reparar

Esperamos que la información contenida en este artículo le dé una idea de las posibles causas de la dificultad para cerrar la ventana. Si la limpieza y el ajuste no ayudan, la solución más segura es llamar a un servicio técnico. Vale la pena recordar lo de la garantía. Si se produce una avería durante el periodo de garantía, es muy probable que se repare a cargo del fabricante.

 

Por último, conviene recordar que una ventana mantenida y ajustada con regularidad te recompensará con un uso prolongado y sin problemas. Por lo tanto, recordemos que hay que limpiar y engrasar los herrajes una vez, o de forma óptima, dos veces al año: antes y después del invierno.

 

Comments are closed.

www.veneo.es utiliza cookies propias y persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.