Veneo

Cómo crear un espacio de trabajo productivo en casa

Trabajar desde casa puede ser una buena manera de ahorrar dinero en el cuidado de los niños, la gasolina y otros gastos relacionados con el trabajo. Sin embargo, puede ser difícil crear un espacio de trabajo productivo en casa. En esta entrada del blog, hablaremos de algunos consejos para crear un espacio que sea a la vez funcional y cómodo.

Teletrabajo desde casa – la nueva realidad

En esta nueva era pospandémica, trabajar a distancia en tu casa distanciándote socialmente y adaptándote rápidamente a las tecnologías del trabajo ya no es una opción, sino una necesidad.

 

El mejor activo de una empresa son sus empleados, por lo que deben ser capaces de esforzarse por crear una cultura en la que todos se sientan capacitados en lugar de infravalorados o sobrecargados de trabajo.

 

trabajar desde casa

 

Cuando se trabaja a distancia, es importante tener una oficina en casa para poder seguir siendo productivo. Sin embargo, las organizaciones también deben invertir tiempo y recursos en apoyar estas nuevas herramientas con estructuras adecuadas para la eficiencia del trabajo, manteniendo el nivel de calidad en el lugar de trabajo. 

Espacio de trabajo en casa – consejos

Cuando trabajas desde casa, es importante tener un espacio libre de distracciones. Si tienes niños pequeños, esto puede significar establecer un espacio de trabajo en una habitación que pueda estar aislada del resto de la casa. Si vives en un apartamento pequeño, puede que tengas que buscar un rincón tranquilo donde puedas concentrarte en tu trabajo.

 

Además de encontrar un espacio tranquilo, también es importante crear un espacio que sea cómodo y propicio para la productividad. Esto significa tener suficiente luz, una silla cómoda y una superficie en la que trabajar. También puedes considerar la posibilidad de invertir en un pequeño archivador o estantería para organizar tus materiales.

Cómo crear un rincón de trabajo en casa

Siguiendo nuestros consejos, puedes crear un espacio de trabajo en casa que sea a la vez funcional y cómodo. Con un poco de planificación, puedes estar seguro de que podrás trabajar en un lugar que se adapte a tus necesidades.

 

Identifica una zona de trabajo ideal

Una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tu enfoque y concentración es elegir un espacio de trabajo dedicado. Si es posible, busca una habitación en tu casa que pueda utilizarse como oficina o estudio. Esto te ayudará a crear una frontera clara entre el trabajo y la vida doméstica. Puede ser difícil concentrarte en las tareas si los miembros de la familia u otras distracciones te interrumpen constantemente. Disponer de un espacio separado te permitirá evitar estas distracciones y ponerte manos a la obra.

 

Si no tienes una habitación extra en tu casa, intenta encontrar un rincón tranquilo donde puedas colocar un pequeño escritorio o mesa. Asegúrate de mantener esta zona ordenada y libre de desorden. Dedicar un espacio específico al trabajo te ayudará a mantenerte concentrado.

 

oficina en casa

 

Si tienes la posibilidad de elegir dónde colocar su escritorio, considera la posibilidad de colocarlo cerca de una ventana. Disfrutar de la luz natural puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo y aumentar tu productividad. Sin embargo, si su ventana está hecha de materiales poco aislantes, puede que el aire frío que entra del exterior o la condensación en la superficie del cristal te resulten molestos. En ese caso, puedes considerar la posibilidad de colocar tu escritorio en un lugar diferente.

 

Junta el equipo necesario para el trabajo en casa

Una vez que hayas identificado un espacio adecuado para tu oficina en casa, es hora de reunir el equipo necesario. Si aún no tienes un escritorio y una silla, tendrás que comprarlos o pedirlos prestados. Además, es posible que quieras invertir en una lámpara, una impresora y otro material de oficina. Recuerda que lo importante es crear una oficina ergonómica para evitar la fatiga laboral y los problemas de salud.

 

Apuesta por la iluminación adecuada de tu espacio de trabajo

Una iluminación adecuada puede hacer que un rincón-oficina sea más cómodo y productivo. Evita las luces fluorescentes, ya que pueden provocar somnolencia; en su lugar, elige la luz natural que te mantendrá activo durante todo el día.

 

Recuerda que uno de los factores más importantes para mantener un lugar de trabajo seguro y productivo es garantizar una iluminación adecuada. Una iluminación deficiente puede provocar fatiga visual, dolores de cabeza e incluso accidentes.

 

Los niveles mínimos de iluminación establecidos por la ley (Real Decreto 486/1997 sobre lugares de trabajo) ayudan a garantizar que los trabajadores tengan la iluminación que necesitan para realizar sus tareas con seguridad y eficacia. Estas normas se basan en una serie de factores, como el tipo de trabajo que se realiza y las condiciones de luz ambiental. Siguiendo estas directrices, los empresarios pueden contribuir a crear un entorno de trabajo seguro y saludable para sus empleados. Puedes aplicarlas tu también para equipar tu rincón de trabajo de una fuente de luz perfecta para el tipo de tareas que estés realizando a diario.

 

Según las normas, para trabajo en casa, en zonas del hogar que requieren bajas exigencias visuales los mínimos serían 100 lux, luego, para exigencias visuales moderadas son 200 lux y para las altas, como ocurre en el caso de la jornada laboral delante de los ordenadores, los 500 lux.

 

Aísla tu zona de trabajo del ruido exterior

 

Un espacio tranquilo y acogedor aumentará tu productividad y te hará sentir muy bien en tu rincón de trabajo en casa. Pero, ¿qué hacer si vives junto a una calle muy transitada o tus vecinos son muy ruidosos? En uno de nuestros últimos artículos hablamos de cómo aislar tu casa del ruido. Hay algunos trucos fáciles que puedes aplicar para insonorizar tu espacio profesional.

 

auriculares

 

Uno de ellos es utilizar cortinas o persianas gruesas para ayudar a amortiguar el sonido. También puedes forrar el suelo y las paredes con alfombras o tapices. Además, colocar los muebles contra las paredes puede ayudar a reducir el eco en la sala. Por último, invertir en una máquina de ruido blanco puede ser de gran ayuda para enmascarar los sonidos que distraen. Tomando unas sencillas medidas, puedes crear un entorno de trabajo tranquilo y productivo, incluso en medio del ruido.

 

Controla la temperatura del ambiente

Las habitaciones calientes provocan somnolencia y algunas investigaciones también indican que una habitación fría puede provocar más errores de escritura. Mantén la temperatura ambiente entre los 20 y 25 grados para conseguir un área de trabajo ideal.

 

Recuerda que la salud es lo que más importa

Invierte en equipos que te ayuden a hacer mejor tu trabajo y protejan tu salud. Algunos ejemplos son las sillas ergonómicas, un escritorio con la altura adecuada para no causar dolor de espalda u otros trastornos neurológicos por una postura incómoda en el puesto de trabajo; además de monitores de pantalla brillante para aumentar la seguridad al ver información sensible como imágenes, etc.

 

Pon las cosas siempre en su sitio

Es fácil confundirse cuando se trabaja desde casa. Designa un lugar específico para todos tus documentos oficiales, como facturas y recibos comerciales, así como listas de clientes o registros importantes; esto te ayudará a mantenerlos separados del resto de tus cosas para que no se amontonen en otras carpetas sin estar bien guardados.

 

trabajo remoto

 

Colores también cuentan

Para aumentar tu concentración y eficiencia en el espacio de trabajo, elige colores como el azul o el verde. ¿Quieres emitir una vibración optimista? Elige el amarillo y evita los rojos brillantes, ya que pueden ser demasiado intensos y distraer.

 

Rodeáte de las plantas

La presencia de plantas es beneficiosa por muchas razones, como la disminución de los niveles de estrés y la contaminación del aire. Los estudios demuestran que esto también puede ser cierto cuando se trata de nuestra salud mental. Elige una planta que no requiera mucho cuidado y ponla en tu alrededor para disfrutar de su relajante verdor…

 

Establece límites entre lo personal y lo profesional

Crear un espacio para trabajar en casa no tiene por qué ser difícil. Todo lo que necesitas es un mobiliario cómodo y ergonómico, que separe la vida privada de la profesional para no mezclar tu tiempo personal con lo que sólo debería existir como parte de un entorno de oficina.

 

oficina en casa

 

Establecer unos límites claros entre estos dos mundos ayudará a implantar una mejor concentración, a la vez que se asegura de que nada distraiga la productividad, disminuyendo así cualquier sentimiento de culpa si hay momentos en los que las cosas se descontrolan (o mejor dicho; se quedan quietas).

 

Comments are closed.

www.veneo.es utiliza cookies propias y persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.