Veneo

Cómo consumir menos electricidad con el aire acondicionado

consumir menos electricidad con aire acondicionado

El verano es sinónimo de calor, y para mucha gente eso significa poner en marcha el aire acondicionado. Si quieres ahorrar algo de dinero en tu factura de electricidad, hay algunas cosas que puedes hacer para consumir menos energía con tu unidad de aire acondicionado. En esta entrada del blog, hablaremos de algunos consejos sobre cómo consumir menos electricidad con el aire acondicionado.

Aparato de aire acondicionado

El uso del aire acondicionado suele alcanzar su punto máximo durante los meses más calurosos del verano, por lo que no es de extrañar que tu factura eléctrica sea más elevada en esa época. Pero hay algunas formas de conservar la energía y usar menos electricidad con el aire acondicionado.

 

Una forma de consumir menos electricidad es ajustar la temperatura unos grados más alta de lo normal. Cada grado que aumente la temperatura significa que tu aire acondicionado no tiene que trabajar tanto y consume menos electricidad.

 

Otra forma de consumir menos luz es asegurarte de que el aire acondicionado recibe el mantenimiento adecuado. Un aparato bien mantenido funcionará de forma más eficiente y consumirá menos electricidad. Asegúrate de cambiar el filtro del aire acondicionado con regularidad para garantizar su buen funcionamiento.

 

Puedes ahorrar dinero en tu factura de la luz haciendo algunos ajustes en el uso de tu aire acondicionado. Una forma de hacerlo es poner el termostato un poco más alto de lo que estás acostumbrado.

 

 

 

aire acondicionado

 

También puedes probar a utilizar ventiladores junto con el aire acondicionado para que el aire frío circule de forma más eficiente.

 

Estos son sólo algunos consejos sobre cómo puedes utilizar menos electricidad con tu unidad de aire acondicionado este verano. Intenta poner en práctica algunas de estas sugerencias y vas a ver cuánto puedes ahorrar.

 

Consumo del aire acondicionado

¿Y cuánto consume el sistema del aire acondicionado? Pues, el sistema de aire acondicionado consume bastante electricidad. De hecho, es uno de los mayores consumidores de electricidad en el hogar. Sin embargo, todo depende de la eficiencia energética del aparato. Un sistema con la clasificación de A++ o A+++ te permitirá ahorrar más energía comparado con un equipo más básico.

 

El tamaño de la habitación, el número de personas que hay en ella y el clima influyen en la cantidad de energía que necesita un aparato de aire acondicionado para enfriar o calentar adecuadamente un espacio. Además, cada aparato de aire acondicionado tiene una clasificación SEER (Seasonal Energy Efficiency Ratio) que mide su eficiencia energética. Cuanto mayor sea la clasificación SEER, más eficiente será el aire acondicionado.

 

Para calcular la cantidad aproximada de energía que utiliza un aire acondicionado por hora, divide la potencia (en kilovatios) por la clasificación SEER. Por ejemplo, si un aire acondicionado tiene una potencia de 2 kilovatios y una clasificación SEER de 3, consumirá aproximadamente 0,67 kilovatios por hora. Ten en cuenta que esto es sólo una estimación; para un cálculo más preciso, consulta el manual de tu aparato de aire acondicionado.

 

¿Cuánto sube el consumo con aire acondicionado?

Como ya hemos mencionado, la respuesta a esta pregunta depende de algunos factores, como el tamaño de la habitación, el número de personas que la habitan y el clima.

 

Sin embargo, cuando se utiliza de forma incorrecta, el aire acondicionado puede hacer que aumente el consumo de la luz. Esto se debe a que el aire frío producido por el aire acondicionado se escape de la habitación si hay ventanas o puertas abiertas.

 

 

aparato de aire acondicionado

 

Además, el uso de un acondicionador de aire en una habitación que no es estanca también hará que el aire frío se escape. Por lo tanto, es importante utilizar el aire acondicionado correctamente para evitar costes energéticos innecesarios.

 

¿Cómo reducir el consumo aire acondicionado?

Cuando hace calor en el exterior, lo último que se desea es que el aire acondicionado se esfuerce por mantener fresca la casa. Por desgracia, esto puede ocurrir a menudo si tu casa no está bien aislada. Si hay corrientes de aire alrededor de puertas y ventanas, puede ser difícil que el aire acondicionado haga su trabajo.

 

Como resultado, es probable que tu vivienda esté más caliente de lo que te gustaría. La clave para evitar este problema es asegurarte de que tu casa está bien aislada. Esto ayudará a mantener el aire frío dentro y el aire caliente fuera, facilitando que tu aire acondicionado haga su trabajo.

 

 

mantenimimento de aire acondicionado

 

Así que si está buscando una forma de mejorar la eficiencia de tu aparato de aire acondicionado, empieza por aislar tu vivienda.

 

Una buena manera de realizarlo es empezar por ventanas y puertas antiguas. Se estima que alrededor de un 40% de energía se pierde mediante los cerramientos no estancos. Si buscas una solución de mayor eficiencia energética y estanqueidad apuesta por las ventanas de pvc.

 

Aire acondicionado consumo moderado

Es posible utilizar el sistema de aire acondicionado sin consumir mucha electricidad. Una forma de hacerlo es moderar el ajuste de la temperatura.

 

Por ejemplo, en lugar de poner la temperatura a 18 grados, ponla a a 23-24 grados. Esto te ayudará a ahorrar energía sin comprometer el confort.

 

Otra forma de moderar el consumo de aire acondicionado es utilizarlo sólo cuando sea necesario. Por ejemplo, si vas a estar fuera de casa durante unas horas, no es necesario mantener el aire acondicionado encendido. Y los días menos calurosos puedes optar por otras soluciones que te permitan refrescar la casa.

 

En ¿Cómo enfríar la casa sin arruinarse? te dejamos unos trucos útiles que te ayudarán a bajar la temperatura de tu vivienda los días de verano sin gastar mucho dinero.

 

Bajar el consumo del aire acondicionado con ventanas de PVC

Como ya hemos visto, una de las formas de reducir el consumo del equipo de aire acondicionado es mejorar el aislamiento de la vivienda.

 

Una forma de hacerlo es instalando ventanas de PVC. Las ventanas de PVC son una solución energéticamente más eficiente y hermética que las ventanas tradicionales. Ayudarán a mantener el aire frío dentro y el aire caliente fuera, facilitando para que su aire acondicionado haga su trabajo.

 

Por poner un ejemplo, la ventana de PVC del doble acristalamiento ha demostrado ser una de las principales soluciones para reducir el sobrecalentamiento durante los meses de verano en el interior de las viviendas. El cambio de ventanas es una solución perfecta para mejorar el rendimiento térmico del hogar; las ventanas sin aislamiento pueden suponer un coste adicional.

 

Se calcula que los cerramientos no aislados provocan la fuga de hasta el 40% de la energía producida por la vivienda. Por tanto, un cambio de ventana podría reducir tus costes. Las ventajas de una ventana del acristalamiento múltiple se deben a que está formada por hojas de vidrio, separadas por una capa de aire u otro tipo de gas noble.

 

ventanas de pvc

 

Esta configuración reduce considerablemente la transmisión de calor. Como resultado, durante el invierno tendrás menos pérdidas de calor y en los meses de verano tendrás menos ganancias de calor.

 

De este modo, podrás ahorrar en costes de energía durante todo el año. Además, el acristalamiento múltiple proporciona un mayor confort acústico, ya que reduce considerablemente la contaminación acústica procedente del exterior. Si vives en una zona especialmente ruidosa o simplemente quieres disfrutar de más tranquilidad en casa, cambiar las ventanas es una gran solución.

 

 

Comments are closed.

www.veneo.es utiliza cookies propias y persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.