Veneo

¿Cómo dimensionar las ventanas PVC?

vivienda

Hoy en día priman los espacios acristalados. A todos nos gustan las ventanas grandes porque cuanto más grande es la abertura, más luz deja entrar en la habitación. Consecuentemente podría parecer que lo único que limita las medidas de los huecos es la fantasía del arquitecto. Pero no es así. Hay una serie de reglas rigurosas que se han de tener en cuenta a la hora de diseñar las ventanas.

Dimensiones mínimas de las ventanas

Hay constructoras que, cuando se trata de edificios residenciales y el objetivo es reducir los costes, intentan hacer ventanas lo más pequeñas posible. No obstante, la legislación establece que cualquier vivienda construida en España ha de garantizar condiciones mínimas de habitabilidad, incluidas la ventilación y la iluminación. Aunque no hay una regla universal y cada municipio y comunidad autónoma puede definir sus propias exigencias al respecto, podemos fijar un marco general: las superficies mínimas de ventilación e iluminación, que pueden cerrarse con ventanas, tienen que rondar el 10-20% del cuarto.

Dimensiones máximas de las ventanas

En cuanto al tamaño máximo lo primero que lo limita son las cuestiones estructurales. Las dimensiones del hueco han de considerar la fuerza del viento máximo que la ventana tendrá que soportar. Desde este punto de vista el Código Técnico de la Edificación divide a España en varias zonas climáticas, estableciendo para cada una de ellas restricciones particulares.

Dimensionado de ventanas PVC

Otro punto importante a tener en cuenta a la hora de diseñar los huecos es el tipo de material del que queremos tener hechas las ventanas. Si las queremos de policloruro de vinilo hemos de considerar que existen algunas limitaciones. El PVC es plástico y por tanto un material poco rígido. Para que las ventanas de PVC sean funcionales sus perfiles van reforzados con piezas metálicas que garantizan la estabilidad de los marcos. Sin embargo, el acoplamiento de plástico y acero, le impone ciertos límites al tamaño de la ventana. Éstos se definen en función del resultado de los cálculos estáticos relativos a cada hoja. Una de las fórmulas que se pueden utilizar para ventanas PVC blancas es dividir la superficie máxima permitida del hueco entre el ancho de la hoja que indica el proyecto. El número obtenido determinará la altura máxima permitida de la hoja. Por ejemplo: supongamos que la superficie máxima de una hoja son 2,16m2 y el ancho que nos interesa es de 0,9m, lo que nos da 2,40m de altura máxima de la hoja.

Otros requisitos del dimensionado de ventanas PVC

Otros aspectos a considerar serían la relación ancho por alto y el peso total de la hoja que dependerá tanto de su tamaño como del tipo de vidrio que se piensa enmarcar. En caso de ventanas de PVC blancas, abatibles y oscilobatientes, se asume que el ancho de la hoja puede ser como máximo del 20-25% mayor respecto a su altura. Veneo, por ejemplo, distribuye ventanas donde ese valor alcanza los 25%. Por otra parte el peso de la hoja afectará al sistema de rodamientos o herrajes que haya que emplear para asegurar que la ventana cumpla su función, que sea segura y no se deforme a causa de su peso. Las empresas líderes en la carpintería del PVC, como Drutex, ofrecen sistemas de apertura y cierre reforzados que garantizan la durabilidad de sus productos incluso cuando éstos alcanzan grandes dimensiones.

¿Influye el color en el tamaño de una ventana PVC?

Desgraciadamente sí. Las ventanas PVC laminadas son más sensibles a la radiación solar. Para asegurar sus propiedades funcionales, sobre todo la rigidez, hay que ser muy estricto a la hora de elegir los refuerzos que deben llevar sus perfiles (y que afectan al tamaño de la hoja). Por esta razón se considera que los tamaños máximos de las hojas de color deben ser al menos del 20% más pequeñas que los mismos de PVC blanco.

Haz un comentario